Debo reconocer que ayer, cuando estaba revisando las “promesas” de openSUSE 12.2 pensé: “¿será tan así?”. Bueno, anoche actualicé, y estas son mis primeras impresiones.

Instalación

Como había enredado tanto con el sistema anterior, decidí que lo más sano era formatear e instalar de cero. En condiciones normales (digase, una instalación de Windows estándar, con sistema y archivos en la misma partición), eso hubiese demorado más. Sin embargo, las buenas costumbres de instalar GNU/Linux dicen que es bueno hacer 2 particiones: una de raíz (/), donde van los archivos de sistema y las aplicaciones instaladas, y una de usuarios (/home), donde se cargan los archivos y configuraciones personales.

YaST2 ha sido siempre y -por lo visto- seguirá siendo un excelente instalador. Reconoció todas las particiones, dijo cuáles se formateaban (/), cuáles se montaban (/home) y procedió a instalar. Esto me permite mantener toda mi información intacta, y todas las configuraciones antiguas tal como estaban (mensajes de correo, addons de Mozilla, wallpapers, íconos, etc.).

Rendimiento

El sistema, literalmente, VUELA. El tiempo de arranque se redujo, así como la espera del apagado o el paso a reposo cuando cerramos la tapa.

Había tareas que antes provocaban flicker o que, derechamente, pegaban la máquina. Por ejemplo: no podía usar LibreOffice, Firefox y Thunderbird con los efectos de escritorio funcionando, porque la máquina comenzaba a leer el disco duro y retrasaba la ejecución de todo, hasta que salía un diálogo de Firefox y de Thunderbird que me decía que el script estaba demorando demasiado y si quería detener su ejecución: un miserable .js que hacía que todo cayera. Y si cambiaba Firefox por Chromium la cosa era peor: Chromium se apagaba y no daba más explicaciones al respecto.

Asumo que este problema era del driver de video que usaba (FGLRX, driver desarrollado por ATI, con especificaciones cerradas), ya que si el suspender los efectos del escritorio solucionaba el problema, puedo deducir que la aceleración 3D tenía algo que ver.

Esto es algo que me llamó la atención: el núcleo Linux que trae openSUSE 12.2 es el 3.4.6, y eso se nota en la madurez que han alcanzado los módulos de controladores. Mi ATI RS880M (Mobility Radeon HD 4200) fue reconocida de inmediato por el sistema con el módulo “radeon”, activando la aceleración 3D (y con ello, los efectos de escritorio) y mi wifi Broadcom BCM4313 fue reconocido con el módulo “b43”. Antiguamente, debía darme la vuelta instalando “fglrx” -con todos sus cachos inherentes- y el “b43” funcionaba sólo después de invocar “b43-fwcutter” -una herramienta para cargar el firmware de la tarjeta y que el driver pudiera funcionar-.

Set de aplicaciones

Junto a los consabidos Firefox, Thunderbird, LibreOffice y demases de la rutina diaria, hay una aplicación que llamó mi atención: The GIMP. Puedo escucharlos: “yaaaaa… el GIMP, como si nunca nos hubiese dado la lata con él”. Lo interesante es que en esta entrega viene la versión 2.8, la que permite -a pedido del publico- que, cual Photoshop, las paletas se integren en una sola ventana. O sea, ya no tienen la excusa de que GIMP se desparrama por la pantalla y que por eso no lo pueden usar.

Otras aplicaciones que presentan mejoras son YaST2 -con un entorno mucho más pulido-, Dolphin -administrador de archivos de KDE- y, en mi caso personal, KDEnLive -el editor de video, que sigue mejorando y convirtiéndose en un serio rival para Premiere y FinalCut-. El desempeño del resto de las aplicaciones anda mucho mejor.

Continuaré revisando la distro y veamos que tal anda.

Por cierto, las características de mi máquina:

  • HP Pavilion dv6
    • AMD Athlon II (64bits) P360
    • 2GB RAM DDR3
    • Acelerador gráfico AMD/ATI RadeonHD 4200 Mobility (Vision)
    • Tarjeta inalámbrica Broadcom BCM4313

Actualización: algo no anduvo del todo bien con el cambio de versión y es que el sistema detecta la inalámbrica BCM4313 y le asigna el módulo “b43” como controlador, junto al “brcmsmac”, que es el correcto. El módulo “b43” no es compatible con mi tarjeta y al cargarse en conjunto con el “brcmsmac” puede que desconozca algunas redes (como la de mi casa). La solución es simple: editar el archivo “/etc/modprobe.d/50-blacklist.conf” y agregar al final “blacklist b43”. Así el sistema ignorará el módulo al iniciarse, y cargará sólo el que corresponde.

Erróneamente, comenté más arriba que todo andaba bien con “b43”. Ofrezco mis sinceras disculpas…

Anuncios