La segunda mesa redonda era la que menos esperaba. Para ser sincero, creo que los microformatos son muy útiles, como “información atomizada“, es decir, pequeñas fracciones de información que, vistas en contexto, generan una noticia en el sentido tradicional. Sin embargo, el uso que le han dado las comunidades rayan en el absurdo (desde avisar que se van a dormir hasta lo que almorzaron: definitivamente hay cosas que no quiero ni necesito saber).

Mesa redonda microblogging | © OCD
Mesa redonda microblogging | © OCD

Y bueno, Pablo Mancini y Miguel Paz validaron mi postura. Contando cómo Twitter se ha convertido en una especie de “fuente de información de contrabando” y “canal de intercambio de fuentes” ambos contaron su experiencia de cómo han usado Twitter para llamar la atención de los medios y de otros colegas que de otra forma no se darían por enterados -o sus medios lo considerarían “información irrelevante”-. Es el medio propicio para generar la chispa de encendido de la noticia.

Con esto de los microformatos, si alguien osó alguna vez decir que la “pirámide invertida” había muerto, debo corregirle y decirle que goza de buena salud. Ordenar una noticia en 140 caractéres o en 20 palabras es un retorno a las comunicaciones de tipo telegráficas, junto con la economía de tiempo que representa para el lector el seguir pequeños párrafos. Hasta aquí, solo loas.

Sin embargo, las otras dos posturas de esta mesa me parecen sacadas de algún reality show. La defensa de generar una memoria personal en la red, para que el resto de los usuarios sepan de mí es sólo un intento de justificar el morbo de mostrar mi vida ante el mundo -a parte de aumentar aún más la sobrecarga de información en Internet-.

Mesa redonda microblogging | © OCD
Mesa redonda microblogging | © OCD

Se habla de formar comunidades en torno al microblogging, incluso inventan los premios “Ballena de Mimbre” como reconocimiento a los usuarios “destacados” por algunas habilidades personales -como el premio “Hombre Ardiente”-. Creo que como herramienta Twitter es muy bueno, pero el uso que se hace es perverso.

A darle una vuelta colegas, ya que otra de las propuestas interesantes que escuché es el integrar el microblogging a los medios tradicionales, ya sea traspasando el poder a los usuarios para que publiquen sus breves, como para que los periodistas mantengan noticias frescas cada cierto tiempo.

Aún queda analizar la última mesa… Stay tunned!

Anuncios