El hilo siempre se corta por lo más fino, aunque a veces la integridad de una empresa o institución dependa de esta hebra para mantener su integridad. Miren lo que está pasando en los medios de comunicación e instituciones estatales, so pretexto de “reducir los costos en épocas de crisis”.

Y después se llenan la boca con el discurso de “la sociedad de la información”.

COLEGIO MANIFIESTA SU RECHAZO
A LOS DESPIDOS DE PERIODISTAS
Y ATROPELLOS A LA DIGNIDAD PROFESIONAL

El Colegio de Periodistas de Chile se dirige a la comunidad nacional e internacional para denunciar situaciones preocupantes que afectan al gremio periodístico de nuestro país. Desde finales del año 2008 se han producido numerosos despidos, lo que se traduce en un manifiesto menoscabo al ejercicio de las labores informativas, tanto en el sector privado como público.

Nos parece inaceptable que, al amparo de la crisis financiera global, las empresas periodísticas y servicios del Estado despidan a periodistas con el fin de abaratar costos, especialmente considerando la importante labor de servicio público que estos profesionales prestan a la sociedad. Tampoco podemos aceptar que nuestros colegas sufran trato indigno o presiones indebidas en su desempeño.

El Colegio de Periodistas de Chile manifiesta su preocupación y enérgico rechazo ante estas prácticas y llama a todos profesionales de la prensa a mantenerse en estado de alerta para la defensa no sólo de las fuentes laborales de nuestros colegas, sino de la dignidad del trabajo periodístico y la calidad de la información.

Junto con el detalle de la situación que se está produciendo, queremos plantear algunas consideraciones permanentes acerca del papel fundamental del periodismo y los periodistas en una sociedad democrática.

Algunos casos de despidos y consideraciones generales

Al cierre del departamento de Prensa de Red TV, que implicó el término de contrato para setenta trabajadores, entre ellos diez periodistas, se suma el despido de más de 40 colegas, entre los 150 despedidos del Consorcio Periodístico de Chile S.A. (Copesa), que agrupa a los diarios La Tercera, La Cuarta y La Hora y las revistas Qué Pasa y Paula. Anteriormente, la cadena El Mercurio cesó en sus labores a varios periodistas de sus medios regionales.

También expresamos nuestro rechazo ante la abusiva aplicación de la denominada polifuncionalidad, que afecta gravemente las condiciones en que los periodistas desarrollan su labor y la calidad del trabajo, situación que estarían viviendo colegas al interior del nuevo canal de noticias de TVN y de la cadena regional de El Mercurio.

En el sector público, tenemos antecedentes de despidos de periodistas en la empresa estatal Correos de Chile, Servicio de Salud Metropolitano Norte y Corporación Nacional Forestal (CONAF). A ello se suman actitudes abusivas de parte de determinadas autoridades, en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), dependiente del Ministerio de Agricultura, y el Servicio de Vivienda y Urbanismo de la Región Metropolitana.

Para el Colegio de Periodistas de Chile resulta preocupante el menoscabo de la labor de nuestros profesionales. Cualquier limitación afecta y reduce, en definitiva, el derecho de todos los chilenos a contar con una información amplia, diversa y veraz, que dé garantías de seriedad, pluralismo y apego a las normas éticas.

En defensa de la dignidad profesional

Rechazamos la reducción de las plantas periodísticas y el recargo en el trabajo de aquellos que permanecen en sus puestos, bajo la amenaza constante de posibles despidos si no aceptan las nuevas condiciones laborales. Esto, sin duda, atenta contra la calidad de la labor periodística, dificulta el comprobar la veracidad de la información, contrastar fuentes y profundizar en temas importantes para toda la ciudadanía.

Nos preocupa que en los servicios públicos se reemplace a los profesionales de las comunicaciones con personas de otras áreas, que no sólo carecen de la formación académica requerida, sino que tampoco responden al Código de Ética de nuestra Orden.

El Colegio de Periodistas de Chile hace un llamado a todos los actores de nuestra sociedad a tomar conciencia del papel que nuestra profesión ha cumplido y debe seguir cumpliendo en la construcción de un país mejor. La información oportuna, la difusión de las políticas públicas, la denuncia de la corrupción y el delito, la fiscalización del poder son tareas que los periodistas realizamos día a día. Cumplimos así nuestra obligación de ofrecer a todos los chilenos las herramientas que les permitan ejercer sus derechos ciudadanos libre e informadamente. No hay verdadera democracia si los ciudadanos no cuentan con toda la información que requieren para tomar sus decisiones.

Consejo Nacional
Colegio de Periodistas de Chile

Santiago, 9 de enero de 2009

Anuncios