Siguiendo con la fiebre de fin de año, es bueno hacer un balance del “viejo” que se va. Este año fue bastante movido, con altos y bajos. Pero sumando y restando, creo que este año dejó más de lo que quitó. Vamos viendo.

  • EdiciónLibre.cl: si bien comenzó a fines de 2007, la parte principal se terminó en enero de 2008. El inicio de año fue bastante agitado, ya que me pasé la mayor parte de enero preparando el curso principal. Seguiremos en 2009 trabajando en la gestión y desarrollo de nuevos cursos.
  • OpenSur: este año materializamos los primeros talleres, así como el comienzo de nuevas ideas y proyectos, como el trabajo con el proyecto de “Liceos Prioritarios”. Lo mejor de todo es que se comenzó a incorporar más gente, y lo más interesante es que vino de diversas áreas del conocimiento. Además, como integrante de la comunidad, participé en el Flisol (capítulo Concepción), la OpenCommunity, la ExpoTecnológica (como invitado de LinuxChillán) y el OpenDay del Encuentro de Linux. Por ese lado, bien movido.
  • La Escuela: este año estuvo movido en la Universidad. Pasamos a formar parte de la Facultad de Comunicación, Historia y Ciencias Sociales, lo que implica nuevas responsabilidades y desafíos. Además, pude participar en una investigación en conjunto con una profesora de la Universidad Complutense de Madrid, lo que me permitió aprender mucho y enrielar mi desarrollo futuro. El trabajo con la doctora Maite Fernández Bajón viene con proyección para 2009, así que seguiremos al corriente de esto.
  • III Jornadas de Software Libre de Salta: presenté comunicación, me la aceptaron, conseguí los pasajes con la universidad. Hasta ahí, todo bien. Sin embargo, y “gracias” a la inexplicable falta de criterio de la gente de Pullman Bus para poder comprar un -mísero- pasaje Calama – Salta, me quedé en Concepción. Según ellos: “no podemos venderle un pasaje internacional aquí en Concepción. Tiene que ir a Santiago o a Calama a comprarlo”. O sí, también me dijeron “cómprelo por Internet”, pero no contaban que el sitio web de la empresa estuvo caído por una semana. Cuando llegué a contactarme (como último recurso) con la oficina en Calama, ya no quedaban pasajes.
    Pero, no todo fue tan malo. Cómo no retribuir la gentileza y el esfuerzo de Javix, que apuró el paso para que yo pudiera gestionar el viaje. Es así como la mañana del 8 de noviembre, y tras mover algunos hilos en la universidad para contar videoconferencia, realicé la charla en tiempo real. Por lo que me comentaron, estuvo bastante bien, cosa que pude corroborar en la grabación que quedó. Estoy en proceso de editar la presentación y subirla en algún sitio de video, para el deleite de ustedes.

Feliz año a todos… y feliz despertar mañana.

Anuncios