Hace casi un siglo y medio se fundó la Fabrica de Paños Bellavista Tomé, la cual sería acompañada luego por la Fabrica Nacional de Paños (la gloriosa “Oveja”) y la Fábrica Italo Americana de Paños (FIAP). La fama y la calidad de las telas producidas en Tomé se hizo extensiva a todo el mundo. Las principales marcas de ropa para damas y caballeros usaban telas de Tomé.

Fachada Antigua de la Fábrica de Bellavista

El obrero textil de Tomé tenía un excelente pasar: vivienda, un corte de tela anual por cada integrante de la familia, prestaciones, sentido de pertenencia, competencias deportivas (siendo clásicos los partidos entre Marcos Serrano, de la Fábrica Nacional, Textil de Bellavista y el FIAP), entre múltiples cosas que hacían que quien trabajara en la fábrica estuviera orgulloso y feliz de su trabajo.

Luego vino la recesión de 1982. FIAP desapareció y la Nacional fue absorbida por Bellavista, naciendo Bellavista Oveja Tomé y dándole continuidad a la fábrica con la división de lanas (con una mano en el corazón ¿quién de la región del Bío-Bío, mayor de 21 años, no ha tenido una frazada Bellavista Oveja Tomé?)

Los años pasaron y la fábrica de Bellavista comenzó a resentirse. La lanera se reconvirtió al lino en 1997, condición que resistió hasta pasado el año 2002 (actualmente, en las instalaciones de la fábrica funciona Crossvil Fabric Chile).

Recuerdos de mejores tiempos / Diario El SurEl dólar bajo y la grandes deudas contraídas por la administración actual de Bellavista Oveja Tomé acabaron por matar a la empresa. Los trabajadores se la jugaron hasta el final: aceptaron una rebaja de 10 por ciento de sus sueldos en la última negociación colectiva, viajaron a Santiago a negociar, quieren que el síndico de quiebras de continuidad al giro (si incluso, mientras escribo esto, deben estar cuidando la entrada de la fábrica para que nadie se lleve nada).

Y los dueños… ¿qué hicieron por Bellavista? Sólo la dejaron morir. Cuando la situación comenzó a ponerse peligrosa debieron tomar medidas para poder revertir la situación… pero sólo apelaron a la buena voluntad de sus trabajadores y se dedicaron a culpar al Estado de la situación (y son los mismos que promueven la libre competencia y la privatización de los medios de producción en el país).

Un minuto de silencio por Bellavista… y que Dios escuche las plegarias de los trabajadores.

Actualización (03/01/2008): según averiguaciones del Concejal Patricio Lara y las declaraciones del par de la empresa en Estados Unidos, la supuesta “bajada” de Brooks Brothers -empresa que compra el 20% de la producción y el “chivo expiatorio” de los dueños para rechazar el crédito del BancoEstado- fue un “invento” de los principales acreedores de la empresa (curiosamente, los propietarios de la misma). Esto daría pié a decretar una “quiebra fraudulenta”, lo que facultaría al síndico de quiebras a otorgar la continuidad de giro. ¡Fuerza muchachos… aún se puede!
Anuncios