Crónica, el diario pop de Concepción, ha pasado por épocas duras y maduras. Tras su cierre a principios de los ochenta, volvió a surgir en 1995, como un diario que contaba las noticias que El Sur no contaba, ya que en su perfil de “El Mercurio del sur de Chile” no podía permitirse tener crónica roja ni noticias de las comunas aledañas al Gran Concepción, que sólo son dormitorio para las personas que trabajan en la capital de la Octava Región.

El Sur cumplió su aspiración y fue adquirido por la Sociedad Periodística Araucanía, la cara visible del Grupo Edwards en el sur de Chile, propietaria de la cadena “El Diario Austral”. Realmente, ahora se convirtió en El Mercurio del sur.

Pero Crónica sufrió una transformación aún más brutal. Pese a que aún mantiene un perfil relativamente serio en cuanto a las noticias de crónica local y policial, su sección de espectáculos ahora yace plagada de una pseudo-farándula penquista, con fotos de modelos de la región y un concurso para elegir a la mejor “cronichica”, que no son otra cosa que un equipo de señoritas en minifalda que venden el diario en puntos estratégicos de la ciudad.

Sumado a esto, se comenzó a jugar con el formato original del diario, mimetizándolo con el formato de “Las Últimas Noticias”. Pero el lúnes, mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que el diario cambió completamente de formato.

Formato

Veamos la evolución del formato:

  1. Formato original de CronicaOriginal:
    1. Diseño: la plantilla base es la típica de un tabloide, dividido en 6 columnas iguales.
    2. Bloques: dos llamadas con foto a cada costado del logo del medio. Titulo principal usando el 25 a 30 por ciento del alto de la página. Fotografía principal, con pie de foto -no necesariamente relacionada con el titular-. Llamadas a la derecha de la fotografía. Destacado al pie de la página.
    3. Título principal: Helvetica Compressed, cursiva. Le daba aire de tabloide estadounidense. Muy similar al New York Post.
    4. Llamadas laterales: Romana comprimida. Ruptura de eje a 10 grados.
    5. Destacado al pie: Romana comprimida. Generalmente en color rojo.
    6. Elementos visuales: tramas y filetes gruesos. Comic del Ratón abajo.
  2. Formato de transicion de CronicaTransición:
    1. Diseño: la plantilla base es la típica de un tabloide, dividido en 5 columnas iguales.
    2. Bloques: dos llamadas con foto a cada costado del logo del medio. Titulo principal incrustado en la fotografía principal, sin pie de foto. No existen llamadas laterales. Llamadas por debajo de la fotografía principal. Este esquema variaba todos los días, en cuanto a la cantidad de noticias.
    3. Título principal: Helvetica Compressed, cursiva, en color amarillo. Muy similar a Las Últimas Noticias.
    4. Llamadas laterales: No existen.
    5. Destacado al pie: Helvética Compressed en negro. Pueden ser hasta tres destacados.
    6. Elementos visuales: filetes finos en color rojo. El Comic del Ratón ya no existe.
  3. Formato nuevo de CronicaActual:
    1. Diseño: se conserva la plantilla base es la típica de un tabloide, dividido en 5 columnas iguales.
    2. Bloques: logo del medio arriba a la izquierda. Dos llamadas con foto al costado derecho del logo. Titulo principal con epígrafe y bajada. Llamadas laterales con foto a la derecha de la foto de portada. Fotografía principal con título y bajada incrustados. Este esquema se mantiene casi todos los días todos los días.
    3. Título principal: Serif en estilo egipcio, normal, en color negro.
    4. Llamadas laterales: a la derecha de la foto principal. Títulos en Helvetica Compressed, normal.
    5. Destacado al pie: no existe.
    6. Elementos visuales: referencias de pagina en una viñeta roja. En las llamadas laterales, hay un bloque superior con la referencia de página (en fondo amarillo) y con la referencia de la sección (en fondo rojo).

Resumiendo

¿Qué me gustó?: el nuevo diseño es original y utiliza bien los recursos gráficos. El uso de tramas para dividir los módulos de la portada es bueno, ya que diferencia claramente una noticia de otra.

¿Qué no me gustó?: dos cosas. Echo de menos el ratón en la portada. Era como la editorial de Crónica, siempre un acierto. Lo otro que no me gusta del nuevo diseño es que la portada queda demasiado recargada. No hay uso de blanco, y el uso de una letra con serif cuadrado hace que se vea más lleno. Creo que esto último debiera evaluarse.

Y ¿qué piensan mis distinguidos lectores? Queda servida la mesa.

Anuncios