Bluff sin sentidoEn el poker, se le llama “bluff” o “faroleo” al subir la apuesta teniendo una pésima mano, con la intención de impresionar a los rivales y forzar a que se retiren. Pues bien, en la industria informática también existen algunos especialistas en subir las apuestas, aún cuando la mano viene mala. “¿Quién?”, se preguntarán ustedes.

Pues nadie demasiado conocido. Sólo una empresa fundada en 1975 en Albuquerque, Nuevo México, y que actualmente, “únicamente” domina el 90% del mercado informático. Creo que ya adivinaron…

Bueno, el hecho es que desde mediados de 2005, Microsoft comenzó a llamar la atención hacia la mayor actualización del sistema operativo Windows desde 2001. Con el nombre clave “Longhorn”, comenzó a ser desarrollado en 2003 y fue presentado en sociedad en 2005 con el nombre de Windows Vista.

Supuestamente, Vista debió estar en el mercado originalmente a fines de 2005, pero una serie de fallas retrasaron el lanzamiento hasta fines de 2006. En la actualidad, Vista tiene fecha para principios de 2007.

Pero, ¿qué retrasó tanto el lanzamiento?.

Entre los principales factores están la falta de masificación de algunos componentes, como memorias RAM DDR3, tarjetas gráficas PCI-Express y dispositivos de alta resolución. Según un informe publicado a fines del año pasado, los requisitos de hardware de Windows Vista estaban muy por encima de los estándares existentes, aunque si le preguntamos a Microsoft, un procesador de 800 Mhz y 512 MB de RAM debieran bastar. Sin embargo, realicé la prueba de capacidad de Windows Vista en un Penitum 4 HT de 3.0 Ghz (montada en una tarjeta madre Intel no integrada), con 512 MB de RAM (DDR2 Dual-channel), una tarjeta gráfica nVidia GeForce 4 de 128 MB de memoria (AGP, y supuestamente compatible con DirectX 9) y 80 GB de disco duro. La respuesta fue que no es compatible, ya que no cumple con los requisitos mínimos de vídeo y memoria. Si este “monstruo” no es capaz de instalar Vista, ¿qué máquina necesitaré para lograrlo?

Otro factor considerado es la seguridad. Para esto, Microsoft convocó a quienes son considerados sus peores enemigos conocidos, los hackers -haciendo gala de la filosofía maquiavélica “ten a tus amigos cerca, pero a tus enemigos más cerca”-. Pese a que se anunció que Windows Vista cuenta con un sistema de seguridad mejorado, que bloquea cualquier intento de atacar el núcleo del sistema, una programadora polaca logró lo que se anunció como imposible, demostrando un método que permite infectar el sistema utilizando software aparentemente inofensivo, como los controladores de dispositivos.

Finalmente, pero algo no menos importante, la llamada “experiencia del usuario”. Mejoras constantes a la interfaz, basados en los logros mostrados por Apple con Aqua y proyectos libres como GNOME y KDE, con algunos agregados como reconocimiento de voz mejorado (aunque no está tan afinado), navegación de carpetas por pestañas, búsqueda integrada y soporte para vídeo de alta definición. Al parecer, no le ha salido tan sencillo.

Por lo visto, reitero lo que dije hace un año en la nota publicada en Slackware.CL: en lo personal, no estoy dispuesto a desembolsar una gran suma de dinero en actualizar componentes y pagar licencias, si con máquinas más antiguas y sin pagar licencias cuento con un sistema seguro, efectivo y que se ve y funciona como yo quiero.

Anuncios