Desde un cibercafé escribo. ¿La razón? La Universidad está cerrada hasta el 27 de febrero y mi casa está declarada zona de desastre por pintura y cambio de piso en el segundo nivel -para no repetir piso-.

Tengo hartas cosas para contarles, pero en mi computador, por lo que no necesito recordar todo al dedillo.

Estén atentos a las actualizaciones de febrero.

Anuncios