El león no es nada al lado del hombreNuestra percepción de la realidad se ve influenciada por diversos factores ambientales y culturales. Existen teorías sobre formas de trabajo y sistemas sociales que nos demuestran que esto es real. Sin embargo, muchas veces no hacemos caso a estas convenciones y simplemente, “nos salvamos solos”.

Hay muchos casos donde dejamos de lado lo políticamente correcto y la ética para poder lograr nuestros objetivos. La mayor parte del tiempo puede ser inconscientemente, aunque en ocasiones esto se convierte en un patrón de conducta, donde no importa a cuantos tenga que pisotear para lograr mis objetivos. Una conducta individualista, prácticamente de animal salvaje, aunque la mayoría de los animales tienen conductas sociales bastante más avanzadas que los humanos -por lo menos respetan el territorio ajeno-.

Creo que no tenemos derecho de hacernos llamar “civilizados”, si ni siquiera respetamos el espacio del otro. Siempre se ha dicho que la “libertad termina donde comienza la del otro”. Sin embargo, ¿cuántas veces no hemos tomado en cuenta esta simple regla de convivencia? Y si no me creen, miren las cifras de delincuencia o la cantidad de veces que un superior abusa de su autoridad.

Anuncios